martes, 30 de abril de 2013

Los ocho de Chicago y la pena de muerte


Solamente tengo que protestar contra la pena de muerte que me imponen porque no he cometido crimen alguno... pero si he de ser ahorcado por profesar mis ideas anarquistas, por mi amor a la libertad, a la igualdad y a la fraternidad, entonces no tengo inconveniente. Lo digo bien alto: dispongan de mi vida.

Adolf  Fischer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada